Rutes en piragua per l’Ebre a la tardor-hivern

Rutas en piragua por el Ebro en otoño-invierno

Navegar en piragua por el Ebro en otoño-invierno es una experiencia relajante y enriquecedora. Una oportunidad única de disfrutar del esplendoroso río Ebro y de los cambiantes paisajes de ribera surcando las tranquilas aguas del Hiberus Flumen.

En otoño y en invierno los paisajes del Ebro son fascinantes, sobre todo porque la naturaleza y principalmente los árboles cambian de color y adoptan variadas y espectaculares tonalidades. Aparte, el río Ebro y el ambiente del bosque de ribera presenta un aspecto más tranquilo y reposado, que invita a la relajación y a disfrutar del placer del silencio y la calma.

Algunas mañanas incluso el río se despierta con una leve capa de niebla que todavía le atribuye una apariencia más enigmática y misteriosa, ideal para los que buscan vivir una aventura por el Ebro y ¡una actividad perfecta para regalar!

Paisajes de otoño-invierno

En otoño empiezan a llegar las aves que pasarán el invierno en estas tierras, los árboles caducifolios cogen tonalidades rojizas, marrones, amarillas u ocres antes de perder las hojas y todo el entorno se inunda de una luz más serena que en verano… un gran espectáculo fotogénico.

Es una época en la que, contrariamente a lo que parece, el agua todavía no está helada (en nuestra zona) y en la que, si cogemos un día que no haga especialmente viento ni frío, podremos disfrutar de una actividad muy tranquila y relajante.

Además, en Beniemocions disponemos de piraguas cerradas adecuadas para esta época, con cubrebañera, una pieza que va ceñida a la cintura y tapa el agujero de la bañera de la piragua, de manera que el piragüista no se moja y la parte de arriba de las piernas y la cintura están protegidas del frío y del agua. Sólo necesitamos un buen impermeable para afrontar cualquier mal tiempo.

 

Recomendaciones para ir en kayak en invierno

Llevad pantalón largo, camiseta de manga larga, impermeable y calzado que se pueda mojar al entrar o salir del kayak. Si hace frío, debéis llevar ropa térmica y, si es intenso, neopreno. Llevad también toalla, ropa y calzado de recambio.

¿Quién dice que la piragua sólo es para la primavera o el verano? Si llevas la indumentaria, el equipaje y el material adecuado, puede ser tan emocionante y divertido como en primavera o en verano. ¡Ven a descubrir el Ebro con nosotros!