Ruta de la estación de Benifallet a la Fontcalda por la Vía Verde

  • Duración aproximada: 3 h 15 min.
    Apto para todas las edades. No hace falta experiencia.

    Desde 15 €!
    ¡Niños menores de 8 años, gratis!

  • Reservas
    619 334 384

El santuario de la Fontcalda, situado a 2 km de la estación de Prat de Comte, es parada obligada, tanto si bajamos por la parte de Bot o de Horta de San Joan como si subimos de la parte de Benifallet o Tortosa.

Un lugar ideal que, además del merecido descanso de la ruta, nos permite visitar el santuario dedicado a su virgen, en un lugar maravilloso junto a un río Canaletes silencioso y transparente, que juega y corre suave, encerrado entre montañas.

Además del precioso recinto que rodea el santuario, tenemos que pasear tranquilamente por el lado del riachuelo que baja de Els Ports con sus aguas cristalinas, acariciando la roca y dibujando a lo largo de los siglos congostos de formas caprichosas.

Si salimos de la estación de Benifallet, la ruta es bastante sencilla, llana y encantadora. Aumenta el poder cautivador de la naturaleza a medida que vamos llegando al santuario.

RESERVA AQUÍ!

El único inconveniente es un ligero pendiente, casi imperceptible. Pero encontramos la reconfortante recompensa que nos da la naturaleza y el paisaje.

Disfrutaremos mucho con el fresco de los túneles, pronto pasamos por el impetuoso puente de Riberola, que nos permite volar majestuosamente por encima del Canaletes.

Nos alejamos momentáneamente del río para pasar por la estación del Pinell de Brai, pero lo volvemos a encontrar enseguida y nos acompañará hasta el propio santuario.

El nombre de la Fontcalda hace referencia a una fuente de agua caliente que brota al pie del recinto, al lado mismo del Canaletes. Son aguas mineromedicinales que salen a unos 25 ºC. Llevan cloruro y carbonato cálcico, sulfato de magnesio y cloruro sódico. Se cree que se utilizaban ya en la antigüedad con finalidades terapéuticas.

Ir a la Vía Verde y no visitar la Fontcalda es como ir a París y no visitar la Torre Eiffel o ir a Barcelona y no pasear por las Ramblas.

Estación de Benifallet

El camino que da acceso a la estación de Benifallet está señalizado en la C-12 o Eix de l’Ebre (GPS: 40.964588, 0.509148), exactamente a 2 km pasado el puente del Llaguter de Benifallet, si venís de Móra, o antes, si subís de Tortosa. Esta pequeña carretera de poco menos de 1 km os llevará por el antiguo camino del Vall al que era la antigua estación de Benifallet, rehabilitada como un hotel gastronómico, con servicio de albergue y pensión. Este es el punto de encuentro y el lugar donde os llevaremos las bicis que previamente nos habréis reservado.

Os aconsejamos salir por la mañana, para llegar al santuario antes de mediodía, descansar y comer tranquilamente. Los adictos a la siesta pueden aprovechar más tarde. Por la tarde, pasead por los caminos, por el lado del Canaletes y disfrutad al máximo del entorno y de su paz… ¡Ey! Pero pensad en volver.

Importante: Además de agua, comida e ir bien equipados por el tiempo que haga y la actividad; llevad también cada uno una linterna o una buena luz. Podéis encontrar túneles donde no funcionan las luces del camino, y algunos son bastante largos.